Juveniles de AAAJ

El debut de Ibarra

DBE56E3A-E87A-49FC-9776-BF281BBCE245

Franco Ibarra debutó oficialmente como jugador profesional de la primera división de Argentinos en el empate 1-1 ante Estudiantes de La Plata, en el Diego Armando Maradona, por la fecha 16 del torneo.

La historia comienza con el final. El ‘Pela’ salió de los vestuarios, una vez consumado su debut, y declaró: «Pensé en mi familia y en mi abuelo, que lamentablemente no está acá para disfrutar con nosotros». Es que Lorenzo Cardozo fue fundamental para que Franco juegue a la pelota.

«El abuelo», como le decían en el seno familiar, fue el que lo incentivó, lo apuntaló y lo hizo perseverante al volante central que hoy vive uno de los días más felices de su vida, pero Cardozo falleció en los últimos días de abril, cuando Franco atravesaba un gran presente en la quinta, alternaba en reserva y estaba próximo a jugar el torneo L’Alcudia. Quizás Lorenzo la vio venir y decidió sacar una platea vip para disfrutar del gran presente de su nieto.

Ahora sí. Los tiempos cronológicos indican que el volante diestro nació en Tigre el 28 de abril del 2001, hijo de Natalia y ‘el Chona’, como se hace llamar su padre. Empezó a despuntar el vicio en el club Rincón, cerca de su casa, hasta que Argentinos Juniors se cruzó en su camino y desde el 2010 viste los colores de la institución.

Del Baby saltó a cancha de once, pasó por infantiles y comenzó su camino en juveniles. En novena jugó 16 partidos, aunque en su mayoría ingresó desde el banco de suplentes, todavía era chiquito de físico y había que esperar. En octava sumó más minutos y empezó a ganarse la titularidad: 25 partidos (20 titular y 5 desde el banco) e incluso se dio su primer gol, ante Patronato, su rival favorito.

En séptima llegó su primer viaje importante como juvenil. En la gira que la 2001 tuvo en China se dio el gusto de cruzar el mundo y terminó de confirmar que el futbol era su pasión, que quería vivir de eso. En el torneo de juveniles B salió campeón como titular indiscutido. Estuvo presente en 15 partidos, 14 desde el arranque.

En sexta se dio el despegue: 20 encuentros, 18 como titular, y tres goles: dos ante Patronato y uno ante Newell’s, en fechas consecutivas. Tan buena fue su producción que subió a reserva y se dio el gusto de debutar el 2 de diciembre en el estadio Florencio Solá ante Banfield, hace apenas un año.

Este 2019 fueron todas alegrías futbolísticas: se consolidó en el plantel de reserva, aunque cada sábado bajaba a quinta división para sumar minutos. Le sobró, demostró su jerarquía y no sólo lo vieron desde la selección, sino también Diego Dabove. Entre julio y agosto disputó el torneo L’Alcudia con la selección nacional y cuando se reincorporó fue directamente a Escobar, para sumarse al plantel profesional.

Los que siguen el día a día del primer equipo contaron que el entrenador quedó encantado con el ‘pela’, pero las presiones del equipo no le permitían hacerlo debutar. Es por eso que cada fecha bajó a reserva para seguir ganando roce, confianza y ritmo.

Desde marzo hasta noviembre sumó 10 encuentros en tercera y ayer llegó el gran día: su familia y sus amigos lo vieron desde la platea y el abuelo Lorenzo desde el vip que sacó en abril, porque el abuelo no podía faltar en el debut de su nieto.

Foto: Gentileza Natalia Ponce