Juveniles de AAAJ

“Tenemos un grupo hermoso”

Processed with MOLDIV

Matías Perello es delantero de la quinta división de Argentinos y sorprende por su rendimiento, en el primer año en el Semillero del Mundo.

”Te juro que que si no jugaba contra Central me iba. Extrañaba mucho a la familia y los primeros meses fueron complicados. Me tocó un grupo bárbaro en la pensión, pero soy muy apegado a mis papás. Había un problema con los papeles y no jugaba. Por suerte todo se solucionó y hoy en día estoy cada vez mejor”. Así Matías Perello resumió su primeros meses en Buenos Aires.

Sin embargo, el oriundo de Puerto San Martín, Santa Fe rememoró cómo fue el proceso de captación de Argentinos para ficharlo: “Me fueron a ver a mi club PSM fútbol. Ese día jugamos y por suerte me fue bien, me invitaron a probarme y me tuve que presentar el 24 de enero”. El juvenil agregó: “me pidieron que venga el 25, pero ese día llegué tarde porque nos perdimos. Por suerte me entendieron, practicamos con algunos chicos de la división, hice tres goles y me dijeron que pasaba a ser jugador de Argentinos”.

En aquel momento, el nacido el 17 de noviembre de 2001 se acordó de sus seres queridos: “Me trajo mi hermano, pero todos estábamos felices. Llamé a mis papás que se emocionaron. Todos sabemos de la importancia que Argentinos le da a sus inferiores y sé que acá tengo que jugar bien si o si para animarme a soñar con debutar en primera”.

En sus primeros partidos en el Bicho, Perello compartió equipo con Matko Miljevic, Gastón Veron y Franco Ibarra, quienes hoy pertenecen al plantel profesional: “Son chicos bárbaros y me pone muy contento con ellos. En los primeros partidos Matko me habló mucho, veía que jugaba bien, pero cómo no se daban los resultados él me tranquilizaba porque sabía que todo se iba a ir dando de a poco”.

El santafesino, que ya está consolidado en el once titular y lleva 21 partidos disputados con cuatro goles en su haber, resumió qué le pide su técnico, Cristian Zermatten: “Que me quede abierto y me tenga fe en el mano a mano”. Cuando se le preguntó por sus referentes, el juvenil no dudó: Damián Batallini es el fiel reflejo de lo que busca ser el ‘enano’, cómo lo conocen todos en el CEFFA, y admitió que ve constantemente videos de delanteros para seguir perfeccionando su definición: “En el uno contra uno tengo facilidad para ganar en velocidad, pero a la hora de definir me pongo ansioso y tomo malas decisiones. Veo mucho a Lautaro Martínez por la frialdad que tiene adentro del área”.

Por último, el extremo aseguró que el primer objetivo que tiene es grupal: “Tenemos un grupo hermoso, somos muy compañeros, y ojalá tengamos la chance de pelear hasta las últimas instancias por ingresar en las semifinales”, y cerró: “En lo personal ojalá pueda hacer la pretemporada de verano con reserva para seguir creciendo”.