Juveniles de AAAJ

El debut de Ambrogio

Ambrogio

Lucas Ambrogio se dio el gusto de cumplir su sueño el viernes pasado, en lo que fue victoria de Argentinos por 3-2 ante Banfield en el Diego Armando Maradona por la tercera fecha del torneo organizado por Superliga.

El 14 de julio de 1999 Lucas nació en Villa Mercedes, San Luis. El potrero y su querido Racing eran sus lugares predilectos cuando era chico, aunque sus padres insistían con las responsabilidades escolares. Sin embargo, a temprana edad apareció Boca a hacer una prueba en su localidad y el nene fue seleccionado por el club de la Ribera.

El sueño que tiene cualquier chico empezaba a cumplirse, pero las distancias eran difíciles. Ambrogio apenas tenía once años, por lo que sus padres tomaron una arriesgada decisión: acompañarlo. Todos los jueves la familia emprendía viaje a Buenos Aires, Lucas entrenaba, jugaba el domingo y se volvía a Villa Mercedes junto a sus afectos.

Con el correr de los años, el esfuerzo se hizo insostenible, desde lo económico y desde lo físico. La pensión xeneize no era una opción en la consideración familiar y el delantero volvió a su querido Racing de Villa Mercedes, donde siempre tuvo y tendrá las puertas abiertas. Hasta que en 2016, Argentinos Juniors hizo pruebas en la ciudad. Ante la posibilidad de quedar en el Semillero del Mundo, Lucas sí quiso arriesgarse a vivir en Buenos Aires con 17 años.

La diabetes no fue un impedimento para el joven deportista, que se controla periódicamente el azucar y suele jugar con un caramelo en su media, ante cualquier eventualidad.

Al instalarse en la “gran ciudad”, lo primero era adaptarse a un nuevo ritmo de vida. Levantarse muy temprano, para comenzar 8.30 puntual el entrenamiento en el CEFFA, sin importar frío, lluvia o calor. Pero la parte más difícil venía después, cuando tenía tiempo a solas y la cabeza lo empujaba a extrañar. Sin embargo, la meta estaba clara: llegar a debutar en la primera división.

El primer año en el club jugó en quinta, donde disputó 15 partidos y convirtió cuatro goles. En cuarta dijo presente en 24 oportunidades, e hizo cinco tantos. A fines de 2018 lo sorprendió la noticia que iba a ser promovido a reserva y que la pretemporada se realizaría en su ciudad, Villa Mercedes. En este 2019 debutó en la tercera, donde apenas acumuló cinco partidos y un festejo. En junio, Diego Dabove lo subió a primera y el viernes 16 de agosto le llegó su gran día.

Todos los Ambrogio se dieron el gusto de estar presentes en el estadio para ver cumplir el sueño de Lucas, que también fue propio de cada padre/hermano, a partir del esfuerzo que hicieron todos. No sólo por los kilómetros manejados y recorridos, sino también por realizar junto a su hijo/hermano el esfuerzo de distanciarse.

Foto: Gentileza Natalia Ponce (@natyponcefotos)