Juveniles de AAAJ

“Aprendí a confiar más en mi”

Lucas Ambrogio

Lucas Ambrogio es uno de los dos jugadores promovidos por Diego Dabove para encarar las competencias profesionales de este semestre.

El oriundo de Villa Mercedes, San Luis, arribó en 2017. Desde entonces disputó 42 partidos y convirtió nueve goles en el Semillero del Mundo. Sin embargo, su evolución se hizo notoria en este último semestre, lo que le valió el debut en reserva y la posibilidad de entrenar con primera. El delantero reconoció su desarrollo personal y comentó: “Todos me han ayudado mucho desde que llegué. El primero que me dirigió fue Cristian Zermatten, junto con el profe Gustavo Britos. Con ellos aprendí un montón, me dieron confianza, me enseñaron mucho de la posición, a definir y el uso del cuerpo”.

El juvenil también rememoró su paso por cuarta división: “Con Marcelo Ríos y el profe Edgardo Matiolli creo que mi crecimiento ‘explotó’. Ellos profundizaron las enseñanzas que había tenido en quinta y me dieron la misma confianza que ‘Zerma’. Me aconsejaron que no me fastidiara por cada error y creo que eso fue clave. En la siguiente pelota hay revancha y por suerte pude ir incorporando ese concepto. Aprendí a confiar más en mi”.

El villamercedino quiso agradecerle no sólo a los cuerpos técnicos que tuvo en estos años, sino también a cada empleado de la institución: “Todos fueron importantes desde que llegué, desde cada kinesiólogo, pasando por cada utilero y cada empleado que trabaja para que las canchas o el club estén bien. Vengo desde muy lejos y todos me han sabido aceptar y aconsejar cuando fue necesario”.

El nacido el 14 de julio de 1999 contó cómo fue el momento en el que se enteró que debía presentarse en la pretemporada del primer equipo: “El día anterior al inicio de los entrenamientos. Teníamos práctica en Alvear y cuando llegué estaba Raúl Sanzotti, que me pidió que lo esperara porque teníamos que hablar. En ese rato pensé que me había mandado alguna macana, pensaba y no se me ocurría qué había podido pasar, pero se acercó junto con Dario Marra y Marcelo Ríos y me dijeron que a Diego Dabove le gustó mucho cuando fui de sparring, que estaba haciendo las cosas bien y me había ganado la posibilidad de hacer la pretemporada”.

Acerca de la comunicación con Diego Dabove, el delantero que es diabético y debe controlarse periódicamente el azúcar, manifestó: “No he tenido una charla particular. En los ejercicios que hacemos me dice que me tenga confianza, que haga lo mismo que en la categoría, que juegue rápido. En estos días me estoy adaptando a la intensidad de primera, ya que no es el mismo ritmo que el de reserva ni el de la cuarta”.

En la actualidad, Ambrogio entrena con jugadores experimentados como Gabriel Hauche, Santiago Silva, Raúl Bobadilla, o incluso Damián Batallini, algo que lo llenó de alegría: “Son jugadores a los que veía en la tele hace un par de años y es increíble poder convivir. Hablo todos los días con ellos, me dan mucha confianza para que pueda charlar, preguntarles. Me explican un montón, me corrigen mucho”.

Por último, el juvenil que puede jugar por todo el frente de ataque, dejó en claro que no se conforma con el presente y va por más: “A principio de año aspiraba a debutar en reserva, o al menos ir ganándome mi lugar. Ahora que estoy con primera debo dar el máximo para seguir dentro del plantel y después me animo a ponerme el objetivo del debut. Ojalá pueda lograrlo y empezar a construir una linda carrera profesional”.