Juveniles de AAAJ

“Estamos tranquilos”

Enzo-Lucio

Lucio Carbone y Enzo Vlaeminch son los capitanes de la quinta y séptima división, respectivamente, las únicas dos con chances matemáticas de acceder a la final del torneo. Si bien ninguna categoría depende de sí misma, el lateral y el volante central hacen un breve análisis del primer semestre del 2019.

Lucio Carbone nació el 18 de abril del 2001 en Morón y llegó al Semillero del Mundo en 2009, con apenas ocho años; mientras que Enzo Vlaeminch es del 2 de enero del 2003, oriundo de Tigre y se desempeña en el club desde las divisiones infantiles.

¿Cómo preparan esta última fecha, sabiendo que no dependen de ustedes para clasificar?

EV: Estamos tranquilos. Sabemos que debemos ganar si o sí y esperar los resultados de Lanús y Gimnasia, pero nosotros estamos habituados a ir a buscar el triunfo en todas las canchas y en esta oportunidad no será la excepción.

LC: Tranquilos. Entrenamos como si fuera una semana más porque cada día practicamos para ganar el sábado. Esta fecha estamos obligados a llevarnos los tres puntos de Avellaneda y esperar a ver qué pasa con Boca.

Mas allá de lo que pase el sábado, ¿consideras que el objetivo está cumplido?

EV: No. El año pasado llegamos a las semifinales en el primer torneo y nos quedó un gustito amargo que no me gustaría que se repita.

LC: Uno siempre aspira a estar en lo más alto, así que entiendo que no está del todo cumplido.

¿Qué análisis haces del semestre?

EV: Creo que fue muy bueno, no solo por haber sido superiores a todos, o casi todos, los rivales a los que enfrentamos. Sino también porque hubo un crecimiento de todos a nivel colectivo, personal y también desde lo grupal.

LC: Tuvimos un semestre bárbaro. Matko Miljevic empezó el año con nosotros y gracias al grupo pudo volver a entrenar con primera y llegó a debutar. Franco Ibarra también jugó con la categoría varios partidos y hoy en día está haciendo su primera pretemporada profesional.

Más allá de eso, el equipo siempre intentó jugar y muchas veces salió. Sumado a que tuvimos varias bajas de jugadores importantes que el plantel supo resolver muy bien. Cada uno de los que entró por algún lesionado, suspendido o promovido lo hizo de gran manera y en parte eso se ve reflejado en que somos la única categoría del club que hizo goles todos los partidos.