Juveniles de AAAJ

“Berti pide determinación”

Tomas Alvarez

Tomas Álvarez es uno de los seis juveniles promovidos al plantel de primera división y luego de atravesar la parte más dura de la pretemporada, el juvenil se hizo un tiempo para charlar con juveniles AAAJ sobre su presente.

Desde el inicio del torneo de reserva 2017/18, Tomás Álvarez fue convirtiéndose en una pieza clave de la reserva. Su polifuncionalidad le permitió disputar 24 juegos, festejar un tanto y ocupar varios sectores del mediocampo: volante por derecha, volante interno o, incluso extermo, cuando el partido así lo requirió. Si bien el juvenil empezó su carrera como el típico volante por derecha, él mismo reconoció su progreso: “Puedo cumplir bien en las dos funciones, tanto de volante como extremo y me gustan las dos. Como extremo tengo mas llegada al arco y es lo que me pide Berti, es por eso que me estoy adaptando a lo que me pide el técnico”.

Una vez finalizado el torneo de reserva, muchos juveniles bajaron a sus respectivas categorías para no perder ritmo de competencia y “Tomi” no fue la excepción. El diestro bajó a cuarta, donde disputó los últimos partidos del torneo y también la semifinal perdida ante San Lorenzo. Fue después de ese partido, en medio de la tristeza por la derrota, donde recibió una de las noticias más lindas: su promoción al plantel profesional: “Me hablaron Enrique Borrelli y Raúl Sanzotti. En las semis creo que merecimos otra cosa, me costó reponerme, pero hubo que cambiar el chip porque la meta de todos es estar acá”.

Sobre el recibimiento de los jugadores más grandes, el oriundo de La Paloma reveló: “El plantel es excelente. La pretemporada es dura, como todas. Acá es otro ritmo, no te dan lugar a hacer más de dos toques, porque cuando querés hacer el tercero ya te sacaron la pelota”, y agregó: “Berti nos pide que en tres cuartos nos animemos a encarar, que tengamos determinación”.

El nacido el 25 de enero de 1999 también se mostró orgulloso de poder compartir plantel con jugadores como Leonardo Piscullichi, Gastón Machín y Miguel Torrén, a quienes veía por tele hasta hace muy poco: “Es una alegría enrome tenerlos de compañeros. Los más chicos intentamos aprender de ellos todos los días”, y contó que los más experimentados se acercan a los más jóvenes para aconsejarlos: “A mi en particular me dicen que le meta duro, que nunca baje la intensidad y que siempre entrene al 100%”.

Por último, el juvenil que ya fue bautizado, dejó sentado su objetivo personal de cara al segundo semestre del año: “A corto plazo busco estabilizarme en el plantel. Pensando un poco más allá, ojala pueda debutar pronto”.