Juveniles de AAAJ

“Busco progresar y tener minutos”

Maximiliano Centurion

Maximiliano Centurión debutó en la reserva de Argentinos frente a Vélez en el último partido de la temporada y, pese a haber llegado hace apenas tres meses al club, se ganó un lugar en la consideración de Raúl Sanzotti.

“Maxi”, como lo conocen todos, arribó al Semillero del Mundo a fines de febrero tras haber quedado libre de Vélez, donde hizo toda su carrera como futbolista: desde infantiles hasta cuarta división. Justamente, al no ser del gusto de Marcelo Gómez -entrenador de la reserva- se vio con pocas chances de progresar, pidió el pase libre y, mediante una prueba, fichó en Argentinos: “En la primera prueba tuve una lesión, estuve un mes parado, yendo al médico. Una vez recuperado volvieron a probarme, estuve dos días con el grupo y me ficharon”, recordó el jugador.

El zaguero central venía siendo convocado por Marcelo Ríos en cuarta división, pero siempre ocupando un lugar en el banco de suplentes. Es por eso que su citación para el partido del domingo sorprendió a más de uno, incluso a él mismo: “Durante la semana pensaba en viajar con la cuarta a Córdoba, pero se dio todo para que vaya al banco en reserva. A último momento lo llamaron a Enzo Ybañez desde primera y me avisaron porque había un corrimiento en la defensa y Andrea Falabella, en vez de entrar como central, lo hizo como lateral por izquierda”. A lo que agregó: “Me hacía falta una alegría de estas porque la pase muy mal cuando quede libre. Que encima el primer partido en tercera haya sido en la Villa Olímpica le dio otro toque especial”.

El nacido el 20 de febrero de 1999 analizó su actuación ante el “Fortín”, en la que completó 70 minutos y tuvo que salir debido a un fuerte golpe en la pierna: “Me sentí bien. Tanto el cuerpo técnico como mis compañeros me dieron mucha tranquilidad y eso me llevo a estar preparado. Había hecho una buena semana en los entrenamientos y tenía confianza”. El cotejo tuvo a un Centurión firme en la marca en una defensa muy sólida, que por dos desatenciones no pudo quedarse con los tres puntos.

El oriundo de Pablo Podestá se refirió a sus características como zaguero central: “Mis fuertes son la firmeza en la marca y el buen juego aéreo. No me siento un central rústico, creo que cuando se puede salir jugando lo hago sin problemas, pero también hay que saber tirarla para arriba”.

Por último, quien tiene como referente a Nicolás Otamendi, reveló sus objetivos personales y grupales para este 2018: “En cuanto a lo propio busco progresar y tener minutos, primero en cuarta y cuando se pueda en reserva, mejor, y rendir de la mejor manera. En lo grupal los chicos me contaron de las finales perdidas en tercera y cuarta y la espina que tienen ellos la hice propia. El campeonato que estamos haciendo en cuarta nos permite ilusionarnos con consagrarnos”.