Juveniles de AAAJ

Terminó como empezó: campeón con goleada

septima

La séptima división vencio 4-0 a Instituto en el predio de Rosario Central ubicado en Granadero Baigorria con tres goles de Gastón Verón y uno de Juan Cruz Avellaneda y se consagró campeona del torneo.

Con relación a la goleada frente a Boca Unidos en Santa Fe, Hugo Ratallino no introdujo modificaciones y le ratificó la confianza a los mismos once jugadores.

En el seno del plantel hubo una consigna clara a lo largo de la semana: si hacían el primer gol en los primeros minutos, iba a ser difícil que se les escape el partido. Es por eso que a los 30 segundos, Gastón Verón puso el 1-0 y empezó a ilusionar a sus compañeros. Con el correr de los minutos, el Bicho afianzó el resultado con el juego: es que tenía la pelota más que su rival, que se notó golpeado por el gol tan tempranero.

Instituto fue recobrando su ánimo y comenzó a presionar un poco más arriba para que Argentinos no tuviera la pelota. Así fue que cuando promediaba la primera mitad el partido se planchó y no hubo situaciones de riesgo para ninguno de los dos equipos. Sobre el final, el Semillero del Mundo pudo haber estirado la ventaja ya que, aprovechando el cansancio del equipo cordobés, generó tres situaciones seguidas: Matko Miljevic, Gastón Verón y Gonzalo Sotelo tuvieron sus respectivas oportunidades, pero no pudieron efectivizarse.

En el complemento, el Bicho supo que el resultado era corto y que necesitaba un gol más para tomar aire y empezar a sentirse ganadores. Es por eso que al minuto, Juan Cruz Avellaneda recibió un centro pasado sobre la izquierda, definió casi sin ángulo frente a Leonel Bruschi, quien dio rebote, y nuevamente Avellaneda probó sin ángulo, solo que esta vez la pelota se escurrió entre las manos del arquero y se festejó el 2-0.

“La Gloria” no quiso darse por vencida y fue en búsqueda del descuento. Es por eso que adelantó sus líneas y no dejaba jugar tan cómodo al Bicho. Así fue que Dardo Torres primero, y Miguel Acosta después, se lucieron para sacar tres ataques de Instituto que pudieron haber finalizado en gol.

Al no efectivizar sus situaciones, los cordobeses se cayeron anímicamente y Argentinos hizo lo mismo que ante Boca Unidos: saltear líneas y aprovechar los huecos que dejaba la defensa rival. Así fue como llegaron los dos goles de Gastón Verón, quien ratificó su excelente año, a los 15 y 32 minutos. Con el 4-0, los jugadores que no fueron citados, empezaron a tirar fuegos de artificio y a celebrar lo que era el título.

Los jugadores de Instituto quedaron descontentos con el arbitraje ya que en los dos goles de Verón reclamaron off-sides. Eso los sacó del juego y por eso quedaron con 10 por la expulsión de Sergio Bianco. Después hubo que esperar que el reloj llegue a los 45 minutos para oficializar que el Bicho es el campeón de la séptima división.

Con este triunfo, Argentinos llegó a los 10 triunfos con cuatro o más goles de diferencia sobre su rival. Lo que habla de la excelente jerarquía del equipo en los metros finales y de la solidez de su defensa.

Formaciones

Argentinos 4: Acosta; Quiroz, Minissale, Torres, Tolosa; Soria (Anrique), Ibarra; Sotelo (E. Romero), Miljevic, Avellaneda (L. Romero); Verón.

Resto de los suplentes: G. Sánchez, Carbone, Leites y Noriega.

Instituto 0: Bruschi; Isuardi, Torres, Neira, Bianco; Mansilla, González, Díaz, Landriel; Ghiglione y Romero.

Banco de suplentes: Serda, Nieto, Rigonelli, Faya, Ruiz, Andragna y Rodríguez.