Juveniles de AAAJ

“Estamos muy agradecidos”

Diego Gomez

Juveniles AAAJ viene realizando entrevistas con los técnicos de cada división y en esta oportunidad es el turno de Diego Gómez, el entrenador de la sexta, recientemente eliminada del torneo.

El oriundo de Capital Federal comenzó la entrevista analizando el crecimiento de la categoría 2000: “El año fue muy positivo. Desde que tomamos la división hasta hoy -sin mirar los resultados deportivos, que no es fundamental-, estamos muy contentos por sus progresos. Su mejoría fue muy notoria y ojalá puedan aportar chicos a primera”. El desempeño de sus dirigidos fue valorado sin importar el torneo que tuvo que jugar Argentinos, con equipos a los que no enfrentó nunca o no lo hacía hace mucho tiempo: “Fue algo atípico. Nos tocó jugar en canchas que no estaban en condiciones y con rivales que se sabían inferiores antes de empezar. Los chicos lo tomaron con seriedad y responsabilidad. Todo lo que hablamos en el transcurso del año lo asimilaron muy bien y por eso llegaron a instancias finales”.

La categoría 2000 cuenta en sus filas con varios jugadores en reserva y dos que son habitúes en la convocatoria de la sub-20: Fausto Vera y Nehuén Pérez, quienes han jugado muy poco en sexta y el grupo pudo sobreponerse a sus ausencias. Al respecto, el técnico que está hace nueve años dirigiendo en el club se llenó de orgullo: “Nehuén y Fausto son jugadores de selección que le dan un plus a la categoría y, creo que gracias a las ausencias de ellos pudimos potenciar chicos que no tenían regularidad. Sin embargo, el merito mas grande de los reemplazantes es representar a la división de la mejor manera. Tener dos jugadores de selección significa que todos los cuerpos técnicos del club vienen trabajando bien”.

La sexta división ha sufrido la ausencia de un goleador neto. Años anteriores Cristian Bazán o Aaron Reartes se destacaban como delanteros efectivos y este año, por diferentes razones, los nacidos en el 2000 no tuvieron esa referencia, que en los últimos partidos afrontó Lautaro Molina -el goleador con 8 tantos-. Dicha carencia se notó en la semifinal frente a Boca Unidos, cuando el Semillero del Mundo produjo más de ocho situaciones claras de gol, de las cuales sólo pudo convertir en una. Al respecto, Gómez comentó: “Lo bueno es que muchos chicos han llegado a convertir. Entiendo que no está bueno depender de uno o dos jugadores. Honestamente, no lo tuve en cuenta, pero me gusta mas cuando hay distribución en las llegadas al gol”.

La espina de la eliminación es algo que aún duele en el seno del plantel de la sexta división, pero su entrenador valoró la prestancia de sus dirigidos para no renunciar jamás a la idea que pregona el Bicho, la del respeto a la pelota y la del balón al piso, sin importar el resultado adverso ni una cancha muy inestable: “No tengo nada para reclamarles. Los chicos se entregaron al 100%, intentaron por todos lados buscar el gol, nunca se resignaron, siempre trataron de jugar. El tema de la cancha es para los dos, pero perjudica más a los equipos que intentamos proponer. A todos nos gusta ganar y cada uno con sus formas”. Y puso el objetivo formativo por encima del marcador final: “Llegamos a la semifinal porque hicimos las cosas bien, pero lo mas importante es el crecimiento de los chicos. El resultado más importante es poner en quinta jugadores fortalecidos mentalmente”.

El nacido el 13 de febrero de 1970 aventuró un gran futuro para los chicos: “El entrenador de quinta división se va a encontrar con una categoría fortalecida mentalmente. Cuando tomamos esta división veíamos que cuando le hacían un gol se caía rápidamente, sin importar cuán bien o mal estuvieran jugando. Creo que este año pudimos trabajar eso y los progresos están a la vista”. A lo que agregó: “Hay jugadores con un potencial terrible, no sólo técnico o táctico, sino también desde lo psicológico”.

Por último, el ex jugador de Argentinos pidió poner palabras de agradecimiento para la categoría 2000: “Junto a Esteban Daneri, el preparador físico, estamos super agradecidos por el esfuerzo, el coraje y la valentía. Nos aguantaron durante todo el año cuando las cosas estaban mal y cuando las cosas estaban bien. Dependen de ellos para llegar”.