Juveniles de AAAJ

“Mantener la humildad, la ambición y el hambre de competir”

Gonzalo Ferrea

La novena división no pierde hace más de un año y en el actual torneo tiene un registro de 13 partidos ganados y sólo uno empatado. Ante estos números, Gonzalo Ferrea, su director técnico, habló con juveniles AAAJ y analizó el desempeño de sus dirigidos.

El entrenador, que lleva tres años consecutivos dirigiendo a la categoría 2003, sabe que el paso de divisiones infantiles a juveniles fue más fácil para los chicos, ya que la confianza con él y el conocimiento sobre el estilo de juego a desarrollar ya estaban implícitos: “Convivimos casi en el día a día y nos conocemos mucho, eso tiene cosas positivas y negativas: el conocimiento previo es bueno, pero tiene la contra de que yo puedo ver las cosas de una manera y otro técnico, de otra. Nos ayudó mucho la renovación del plantel en el receso veraniego ya que cambiamos 13 jugadores, casi el 40-50% del plantel, que es mucho. Renovamos las expectativas gracias a los chicos que vinieron, la captación a cargo de la coordinación de Enrique (Borrelli) fue muy buena”.

La categoría 2003 finalizó campeona en su último torneo de divisiones infantiles. En una final para el recuerdo en la cancha principal de Ferro se impusieron ante River 1-0 con gol de Federico Redondo. Eso no impidió que los chicos sufrieran el descenso, al igual que todo Argentinos Juniors, y pasaron a jugar juveniles B, algo que Ferrea analizó: “Cada equipo tiene sus dificultades y lo vivimos en el día. No es lo mismo enfrentar a un rival de los que nos esta tocando que viajar a Córdoba a jugar contra Talleres, es una realidad. Pero los rivales te quieren ganar. Si pueden hacer tiempo lo hacen, a veces nos pegan. Venimos acostumbrados a otro ámbito y debimos adaptarnos, pero yo siempre repito que contra cada rival los puntos son tres”.

El oriundo de Adrogué hizo un enfoque global sobre lo que viene siendo este certamen: “Hasta ahora es un buen año en cuanto a cómo se ha potenciado la división desde lo competitivo gracias a la incorporación de estos 13 chicos.  A mediados de octubre estamos peleando en AFA y Liga Metropolitana y eso no sería posible sin un plantel a la altura y sin jugadores aptos. Desde el crecimiento de ellos creo que estamos encaminados a entregar una buena octava, tenemos mas de una opción por posición. Durante el año he tenido una rotación importante y esto se debe a que en esta edad las cosas de mes a mes pueden ir variando en el rendimiento: el que se lo merece tiene que tener la oportunidad de jugar. Nos tocó enfrentar a San Lorenzo y River en Liga Metropolitana y, al no haber fechas AFA por las lluvias que hubieron, consideré que al tener el plantel a disposición jugaran los que estaban mejor. La prioridad la tiene AFA, de todas formas lo hablo a principio de año con ellos porque creo los torneos son igual de importantes”.

Dentro de los 13 triunfos que acumula la novena división este año, seis fueron por una diferencia mayor a tres goles, con un 10-0 en el haber (frente a Almagro en la fecha 5 de la parte clasificatoria). Las desigualdades entre los equipos son muy notorias, algo en lo que se trabaja en la semana para respetar al rival sin importar el resultado ni las jerarquías: “Para mi hay algo que es elemental: la mejor manera de respetar al rival es jugar al 100% y dar el máximo. Si tenemos que hacer 20 goles, hacemos 20 o si debemos hacer 15, hacemos 15. Se los repito año a año, no debemos hacer cosas que habitualmente no hacemos porque los partidos están cerrados. Contra Juventud Unida no me gustó lo del segundo tiempo y se los remarqué, la idea es que no vuelva a pasar”.

Las goleadas tienen cinco nombres en común: es que de los 48 goles a favor, 35 fueron converitdos por José María Herrera (9), Thomas Albertella (8), Mateo Díaz (8), Lautaro Ovando (7) y Enzo Vlaeminch (5), algo que el entrenador que hace cuatro años llegó a Argentinos celebra: “Esto tiene que ver con las características de los jugadores. Hay volantes que llegan al gol. Cuando dirigí a la 2002 en infantiles sabía que Franco Benítez hacía un gol y hoy en día no se quien lo hará. Por un lado son cosas buenas porque tenes mucha variedad, pero siempre fuimos una división que tuvimos que generar mucho para poder concretar algo”.

Con un paso arrollador en lo que va del año, la convocatoria de tres integrantes del plantel no fue una novedad: Federico Redondo, Lautaro Ovando y José María Herrera fueron citados por Diego Placente para integrar la sub-15, un mérito logrado gracias al esfuerzo cotidiano. Al respecto, el nacido el 18 de junio de 1986 festejó: “Es una alegría enorme, creo que se lo merecen. En el plantel hay otros que también tienen méritos para que les toque, pero les toca a ellos. Se superan, han trabajado, tienen condiciones y han demostrado que están en ese nivel. Lo tomo como algo lindo y los acompaño”.

Además, el técnico proveniente de Banfield, se encargó de describir a cada jugador: “Redondo tiene una mentalidad muy ganadora y eso lo ayuda a superarse y dar el máximo. Esta siempre entregado cualquiera sea la dificultad. Herrera es un muy buen jugador, con características que no son comunes: es zurdo, dinámico, atrevido y tiene buena pegada. Ovando también es atrevido, puede ser delantero, media punta o volante, es muy interesante, con condiciones físicas muy buenas”.

Argentinos es uno de los máximos aspirantes a quedarse con el torneo de novena división, Gonzalo Ferrea lo sabe, pero prefiere ser cauto e ir partido a partido, sabiendo que quedan cuatro cotejos (Nueva Chicago, Ferro, Villa Dálmine y Chacarita) y que recién después vendrán las semifinales: “Cada partido tiene sus dificultades, con Camioneros jugamos en el octogonal y empatamos 1-1 y poco tiempo antes habíamos ganado 6-1. Nos quedan rivales que nos van a complicar, que tienen buenas divisiones, que en el certamen de prenovena han tenido buenos resultados y van a ser duros”. A lo que agregó: “Pensamos en ser protagonistas, llegar a lo mas lejos posible. La importancia del torneo del año pasado se disfrutó en el momento, pero lo más importante es tener una buena división. Los buenos jugadores nos están llevando a tener un buen torneo”.

El técnico de 31 años sabe que son el rival a vencer para los demás y disfrutará de igual manera salir campeón en este torneo -si es que se da-, tanto como la final del año pasado y como en las presentaciones preparatorias en Neuquén y Tostado: “La importancia es la misma. No se sale todos los días ser campeón. Soy una persona que intenta transmitirle a los jugadores que el futbol tiene tres resultados. Si ganamos hay que disfrutar y festejar sin exagerar; si empatamos hay que ver porqué y ver si es productivo o no; y si perdemos hay que estar tranquilos y analizarlo, poder trabajar sobre eso. En la vida es mas fácil que uno se prepare para lo lindo que para lo feo. Si nos toca perder intentaremos absorber de la mejor manera la derrota”.

El colegio es otro tema fundamental. Enrique Borrelli transmitió la orden de que todo jugador del Semillero del Mundo que esté en edad escolar o que no haya terminado el secundario debe hacerlo, algo que Gonzalo Ferrea cree tan importante como el buen entrenamiento: “Los controlo. Pido boletines, siempre lo he hecho. Además de técnico soy padre y considero que la escuela es lo primero. Es un ámbito donde hay que saber comportarse, es lo más parecido a lo que va a ser la vida de uno. Intento darle prioridad, estoy encima de ellos, hablo con Rolando Niro por los de pensión, no me ha tocado tener sanciones sobre el tema escolar”.

Por último, Ferrea avisó que hay cosas por corregir y cosas por ratificar: “Venimos jugando con el mismo equipo y es posible que repitamos, buscamos seguir trabajando sobre la idea, sobre nuestras metas, nuestras intenciones en la cancha y mantener la humildad, la ambición, el hambre de competir, de poder salir a cualquier cancha a ganar. debemos trabajar y seguir confirmándolo”.