Juveniles de AAAJ

Las estadísticas de la reserva

Reserva
Al cumplirse dos semanas de la final perdida por penales ante Ferro, Juveniles AAAJ hizo un repaso desde lo estadístico y sobre lo que le dejó a Argentinos este torneo de la reserva.
Cuando se consumó el descenso del plantel profesional, el futuro del Semillero era incierto. Si bien siempre se predicó que los chicos no paguen los errores de los grandes, a la reserva era seguro que le llegaría alguna esquirla de la primera. Así fue que el Bicho tuvo que conformarse con jugar el torneo de la B, que agrupó a 30 equipos de la B Nacional y B Metropolitana, todos en Ciudad de Buenos Aires y alrededores.
Los conducidos por Raúl Sanzotti integraron la zona B y jugaron 14 partidos. Fueron el equipo más goleador de la etapa clasificatoria con 36 goles y el menos vencido, con sólo nueve anotaciones en contra. El máximo artillero fue Lautaro Mesa, con 7, seguido de Tiago Olcesi y Nahuel Barragán con 6. Además de ellos tres, a lo largo del certamen pudieron anotar: Sebastián Riquelme, Juan Ignacio Méndez, Lucas Cano, Nahuel Rodríguez, Enzo Ybañez, Matías Romero, Iván Silva y Ezequiel Ham. El arco, por su parte sólo tuvo dos guardametas: Lucas Chaves y Leandro Finochietto.
Durante los 15 partidos disputados -incluyendo la final-, en ocho no recibió goles, mientras que en 12 juegos el Semillero del Mundo sí pudo convertir -no lo hizo en la segunda fecha ante Nueva Chicago, ni en la cuarta ante Los Andes, ni en la final ante Ferro-. Incluso, en cuatro partidos el Bicho se impuso goleando a sus rivales: 6-2 a Deportivo Español, 5-0 a Talleres de Remedios de Escalada, 5-1 a Tristán Suárez y 4-0 a San Telmo. En estos 15 juegos perdió una sola vez -el 28/3 ante Excursionistas de visitante por la fecha 8- y encadenó rachas de siete y seis partidos invictos.
Durante el torneo, Sanzotti utilizó 34 jugadores:
Arqueros (2): Finochietto y Chaves.
Defensores (12): Matricardi, Alberione, Mosevich, J. Domínguez, N. Pérez, Ybañez, Lazarte, Zalazar, Romero, Falabella, Salinas y Miño.
Mediocampistas (14): Silva, Carrizo, Solé, Méndez, Ham, Riquelme, N. Rodríguez, Reinoso, Oviedo, Bartolomeo, A. Mac Allister, Álvarez, Gentile y Capellino.
Delanteros (6): Mesa, Olcesi, Barragán, Cano, Cordeviola, Amilivia.
Además de ellos, fueron citados Nicolás Forastiero, Matías Montero y Rodrigo Gómez, pero no pudieron ingresar.
Entre estos 34 jugadores, fueron 12 los que sumaron sus primeros partidos en la divisional: Leandro Finochietto, Jonatan Domínguez, Nehuen Pérez, Ramiro Lazarte, Matías Romero, Andrea Falabella, Facundo Miño, Ezequiel Bartolomeo, Tomás Álvarez, Cristian Gentile, Manuel Cordevila y Thomas Amilivia. Sumados a ellos, Tiago Olcesi y Maximiliano Oviedo -provenientes de San Telmo- se estrenaron con la camiseta del Semillero del Mundo.
Lo más importante: el gran rendimiento logrado por los chicos los llevó a conseguir sus primeros contratos profesionales durante este año. En total fueron nueve: Leandro Finochietto, Agustín Alberione, Enzo Yabañez, Matías Romero, Francisco Solé, Juan Ignacio Méndez, Lautaro Mesa y Nahuel Barragán. A ellos se le suma Leonel Mosevich, quien también firmó durante este año, pero antes había debutado en primera división en el torneo de primera 2015-2016.