Juveniles de AAAJ

“Seremos el rival a vencer”

Andrea Falabella

Andrea Falabella es de los jugadores más chicos del plantel de reserva y una fija para el esquema de Raúl Sanzotti, ante su impresionante crecimiento durante 2016. El defensor se convirtió en referente de su categoría (99) y es uno de los proyectos más serios de cara al futuro.

Llegó a los “siete u ocho años, ya no me acuerdo” después de jugar al baby en Parque y ser parte de la escuelita de River: “El coordinador en Parque era el ‘Bocha’ Batista y estaba pautada una prueba en Argentinos, donde él era el referente en el futbol infantil. Faltaba uno y me dijeron de ir, terminé siendo el único que quedó”, recordó el oriundo de Capital Federal.

Si bien sus primeras memorias futbolísticas son como delantero, desde que fichó en el Bicho, Falabella es defensor: “En mi categoría faltaban laterales y por eso siempre me desempeñé de ‘tres’, el año pasado empezamos la pretemporada con Diego Gómez y me consultó dónde me sentía más cómodo. Por mi físico y mis características le dije que prefería jugar de central y gracias a una serie de cosas que fueron pasando pude jugar de ‘seis’ y creo que tuve un gran 2016″, comentó el zurdo.

Quien tiene parientes perseguidos y asesinados durante la Segunda Guerra Mundial profundizó los motivos por los cuales se convirtió en una de las revelaciones del año: “La pretemporada que hicimos con el profe Esteban Daneri fue buenísima. Además de entrenar en el club lo hago de forma particular y complemento lo que hago a la mañana. También tengo un psicólogo que me ayudó a controlar mis emociones, a concentrarme más en los partidos y eso colaboró en la reducción de tarjetas”. Es que Falabella sólo tiene una amonestación en seis partidos disputados en reserva, a diferencia de lo hecho en sexta y séptima, donde que sumó: seis amarillas y tres rojas en 22 juegos cada año. Además, el zaguero finalizó el 2016 jugando las dos competencias simultáneamente sin mostrar ninguna molestia física.

El nacido el 10 de marzo de 1999 habló del torneo de juveniles B, que disputa con la reserva y que seguramente lo tenga como protagonista en la quinta división: “Sabemos que cuando seamos visitantes nos lo harán notar, no será un campeonato fácil ya que seremos el rival a vencer. Sin embargo, tanto Raúl Sanzotti como Cristian Zermatten nos exigen que siempre tratemos de jugar. Intentaremos no pecar de ingenuos y si hay que reventarla, darle algún sentido: que sea un pelotazo cruzado en búsqueda de un compañero o esperar el movimiento de algún delantero para que sea un pase largo paralelo”.

“Pecho”, como lo conocen todos debido a una broma de su padre, ya entrenó con el plantel profesional y su gran ídolo Gabriel Heinze ya le dio consejos: “Me corrigió en un ejercicio. Nosotros estamos acostumbrados a chocar la pared y él me pidió que no choque, sino que acompañe al delantero, que lo vaya arrinconando”, reveló.

Por último, Falabella dejó asentados sus objetivos de cara al 2017: “A nivel personal espero tener la posibilidad de hacer la pretemporada con primera, y a nivel grupal aspiramos a salir campeones en reserva y quinta”.