Juveniles de AAAJ

“Buscaremos salir campeones de nuevo”

Lautaro Ovando

Lautaro Ovando es una de las figuras de la novena división, que espera ansiosa su debut en el torneo de juveniles luego de obtener el último campeonato en infantiles.

Su timidez refleja su perfil bajo, con el que intenta trabajar día a día ya que su palabra favorita es “humildad”. El delantero se presentó en sociedad contando su historia: “Jugaba en San Lorenzo porque me llevaba un técnico, que después de un tiempo no pudo trasladarme más y ahí me vio Luis Pereyra, quien me invitó a probarme en el club en 2012″, comenzó relatando el joven, quien se describió: “Según mi entrenador soy ágil y habilidoso, yo me definiría como rápido”.

El oriundo de San Martín vive en la pensión. Es que el ritmo que llevan los entrenamientos y las obligaciones escolares son muy agobiantes para un chico de 13 años que no vive cerca de ninguno de los establecimientos: “Me iba de casa muy temprano, iba a la escuela, almorzaba muy rápido e iba a entrenar, llegaba a casa tarde. Eso me impedía hacer las tareas y por eso repetí el año pasado y debido al cansancio tampoco podía entrenar todos los días, por eso el club entendió que lo mejor para mi era la pensión, ya que tendría más cerca todo”, reveló y agregó: “Hablo con mi familia todos los días, la distancia no se nota”.

El nacido el 10 de febrero de 2003 habló de la adaptación del grupo al mundo del futbol juvenil: “Empezamos a entrenar en enero y se hace interminable la espera para arrancar, pero es algo que nosotros no podemos manejar y entrenamos cada día para seguir superándonos” y añadió: “Tenemos al mismo técnico, Gonzalo Ferrea, así que el proceso del cambio se hace más fácil. En lo físico empezamos a trabajar con más intensidad y, en cuanto a la propuesta, la idea no cambia: intentamos jugar, cuando podemos buscamos ser verticales, y si perdemos la pelota debemos recuperarla rápido, presionando bien arriba”.

Quien tiene como referente a Ricardo Centurión no quiso hablar mucho sobre el contraste de haber salido campeones en diciembre y algunos meses después descender por escritorio: “Nos excedió completamente”, sólo se atrevió a decir. Es por eso que prefirió cambiar el chip y dejar claros los objetivos de cara al certamen, que se iniciaría a fin de mes: “A nivel grupal queremos demostrar que lo del año pasado no fue casualidad, queremos ratificar lo hecho y buscaremos salir campeones de nuevo. En lo individual busco entrenar cada día al máximo, mejorar y aspirar a estar en la sub-15 y mi sueño, como el de todos, es llegar a primera”, cerró.