Juveniles de AAAJ

«Gracias a los chicos me adapté rápido a la pensión»

Nacho Mendez

Juan Ignacio Méndez llegó al club en el 2013 y actualmente entrena en reserva, aunque los fines de semana baja a jugar con quinta. El enganche vive en la pensión desde su arribo y, después de adaptarse al ritmo porteño de vida, se destaca cada sábado.

En 2012 Luciano Nicotra lo vio en Mendoza, habló con Oldra, que era el técnico y se vino a probar a Buenos Aires. Lo llamaron a fin de año para que volviera y Martín Tocalli le ofreció vivir en la pensión y fichar para Argentinos. Así «Nacho», como lo conocen todos, comenzó su vida a varios kilómetros de su Mendoza natal.

«El primer año fue de adaptacion. Alternaba titularidad y banco. Aprendí mucho», contó el nacido el 28 de abril de 1997. Sin embargo, más allá de lo futbolístico, Méndez tuvo que aclimatarse a un ritmo de vida diferente y con gente que hasta entonces no conocía: «Es un poco raro empezar a vivir en una pensión porque llegas y no conoces a nadie. Además te tenes que adaptar muy rápido al ritmo que la nueva vida te impone. Encima yo soy vergonzoso, pero gracias a los chicos no tuve problemas».

Aunque ya terminó sus estudios secundarios y eso le permite tener las tardes libres, quien lleva cuatro goles en el año avisó: «Tengo que respetar los horarios. Antes de las ocho de la noche tenemos que estar todos en la pensión para cenar», aunque admitió: «Los fines de semana es un poco más flexible, pero también hay horas en las que debemos estar».

El presente de Méndez es auspicioso. Después de pasar un año de adaptación, su juego se potenció y el año pasado fue uno de los jugadores claves de la sexta división: «Pude jugar casi siempre de titular, hice goles y me sentí muy bien», confesó. Este año, Nacho alterna en dos posiciones, según el esquema de Marabotto, jugó de delantero de área y también en su puesto natural: «Me puedo adaptar a cualquier posición con facilidad y rápido», avisó. Tan bueno fue lo que hizo que en enero fue llamado desde el club para conformar el plantel de reserva: «Fue gracias a mis compañeros. Cuando estaba de vacaciones y me dijeron que tenía que volverme a Buenos Aires antes de lo previsto fue una alegría muy grande», cerró.